Tom Sponheim, un turista americano se encontraba curioseando en Els Encants -un mercadillo de segunda mano de Barcelona- en verano del año 2001. En uno de los puestos encontró una caja con sobres de color marrón. Cada uno de ellos contenía una colección de negativos, los cuales compró por el equivalente de $3.5, un dólar más de lo que la vendedora pedía por ellos.

Cuando regresó a Seattle, examinó los negativos y tan pronto vio la primera imagen, una foto de una colegiala detrás de un banco observando a dos ancianas hablando, se dio cuenta que había dado con un gran talento.

Lo que Sponheim había descubierto era una rara colección de imágenes tomadas en las calles de Barcelona en los años 90, donde había sido capturada la vida cotidiana de sus residentes.

 

Imagen de Las Fotos Perdidas de Barcelona on Facebook

 

Quién era el talentoso fotógrafo? “Cuando escuché la historia de Vivien Maier, vi demasiadas similitudes”, dijo Sponheim.

Nueve años más tarde, en un intento de conocer más sobre el desconocido fotógrafo barcelonés, creó una página en Facebook e invirtió al menos 500 dólares en anuncios para dar publicidad a la búsqueda de esa información.

Miles de personas comenzaron a compartir las imágenes, le ayudaron a encontrar las ubicaciones de las fotos e incluso le dieron pistas sobre las identidades de algunos sujetos.

 
   Imagen de Las Fotos Perdidas de Barcelona on Facebook

 

No fue has 16 años después, cuando la fotógrafa española Begoña Fernandez Diaz tropezó con la página de Facebook en marzo del 2017 y finalmente el artista que había detrás de las fotografías fue identificado.

Begoña Fernandez visitó una de las asociaciones de fotografía más antiguas de España, la Agrupació Fotogràfica de Catalunya, donde encontró una de las imágenes de la página de Facebook de Sponheim. Debajo de la imagen había escrito un nombre -Milagros Caturla, la ganadora del IV Concurso Provincial Femenino de Fotografia en 1962.

 

 

Caturla fue una de las mujeres pioneras en el movimiento de la fotografía callejera en España. Fue profesora y funcionaria en Barcelona y murió de Alzheimer en 2008 sin saber que miles de personas estaban buscando y celebrando su trabajo online. Una sobrina de la fotógrafa explicó a Begoña Fernandez que había vivido con su hermana y nunca tuvo hijos.

¿Podría ser la nueva Vivien Maier?

Más fotos en Facebook: Las Fotos Perdidas de Barcelona on Facebook